Artículos

1er Jornada... El presidente Enrique Peña Nieto rinde homenaje en el Hemiciclo a Juárez

La comunidad masónica de México y del mundo estuvo presente en el regreso, después de 12 años, de la conmemoración del natalicio del Benemérito de la américas al hemiciclo a Juárez. El 207 aniversario del Benemérito de las Américas fue encabezado por el presidente C. Enrique Peña Nieto y nuestro Muy Poderoso Soberano Gran Comendador, Manuel Jiménez Guzmán.

 

 

MigueL-011

 

La mañana del pasado 21 de Marzo, El presidente encabezó, junto con 33 distiguidos invitados masones, una ceremonia en el Hemiciclo a Juárez, en la Ciudad de México, donde colocó una ofrenda, hizo guardia de honor y firmó el libro de visitantes.

 

Ese mismo día por latarde, ante la efigie de la escultura de Benito Juárez y acompañado de dignatarios masónicos de 50 países, Manuel Jiménez Guzmán abrió, a nivel internacional, las jornadas inéditas de homenaje a próceres nacionales que pertenecieron a la masonería y así lo harán en Italia con Giuseppe Garibaldi, en Cuba con José Martí y en Venezuela con Simón Bolívar.

 

Nuestro Soberano también recordó que la masonería ha solicitado al nuevo gobierno que la imagen del Ilustre Mexicano y Presidente Vitalicio, Pablo Benito Juárez García, regrese al despacho presidencial y que anteriormente se le recordaba el 21 de marzo en el hemiciclo a Juárez en un acto encabezado por el presidente, pero con la llegada de los gobiernos del PAN esta conmemoración se trasladó a Palacio Nacional.

scm-homejae-juarez

“Cuando se hacía el evento en el hemiciclo a Juárez, se cerraban las calles y hablaba un representante de la masonería. Las circunstancias variaron y se trasladó el homenaje a Juárez a Palacio Nacional, nuestra propuesta es que regrese al hemiciclo y lo hacemos de una manera muy respetuosa, sin opinar en contra de ningún presidente de los últimos 12 años, cada quien tuvo su estrategia, fueron electos, ya la historia juzgará su Presidencia”, dijo nuestro representante masónico.

“La república laica debe prevalecer”, dijo Jiménez Guzmán, quien consideró que no debe haber ninguna reforma al artículo 24 de la Constitución que se discute en legislaturas estatales después de ser aprobada en el Congreso de la Unión en el 2012 a propuesta de un diputado del PRI.

La reforma considerada innecesaria por académicos, organizaciones masónicas y partidos de izquierda, que aún se discute en legislaturas estatales, propiciaría una ruptura del Estado laico. La reforma a ese artículo constitucional dice que “toda persona tiene derecho a la libertad de convicciones éticas, de conciencia y de religión, y a tener y adoptar en su caso la de su agrado” y establece “el derecho de participar, individual o colectivamente, tanto en público como en privado en las ceremonias, devociones o actos de culto respectivo”.

 

No debe haber reforma del 24, insistió Jiménez Guzmán al hablar de una escalada contra el Estado laico en la ceremonia efectuada en el hemiciclo para recordar el 207 aniversario del natalicio del presidente Benito Juárez.


En las discusiones sobre esta reforma en el Congreso del año pasado dividió a los legisladores. Los defensores de la reforma, priistas y panistas, argumentaron que con la reforma se respetaría todas las formas de pensar, mientras los opositores, legisladores de izquierda y del PRI, advertían que los conceptos introducidos en la reforma, cómo “convicción ética”, representaban un verdadero peligro para el sistema jurídico mexicano y señalaban que la reforma beneficiaba a la iglesia católica al darles mayores espacios de influencia política.

 

En el marco de la 1ª Jornada Juarista por la Paz anunció también que la masonería “cumplió con su papel secreto y discreto” porque ya cambió el mundo y ahora la masonería estará abiertamente en medios electrónicos para dar a conocer el papel de los masones en la historia y el futuro de las naciones libres, soberanas, laicas y democráticas del mundo.